GOT capítulo 2: Review por Alma Bouchot

Por Alma Bouchot

Minuto a minuto esta nueva temporada se pone cada vez más interesante. Si aún no has visto el último episodio, detente aquí, pues vamos a platicar sobre él sin restricciones.

¿Qué les dije? Nos la hicieron de emoción, pero en el último segundo del capítulo ha regresado a la vida Jon Snow, tal y como lo hemos estado anticipando. *guiño-guiño*

La verdad, de toda esta situación, lo que más me ha sorprendido es que Ser Davos Seaworth ande en tan buenos términos con Melissandre, en quien jamás había confiado, y aún más que le perdonase quemar viva a Shireen. Y todavía más que de él saliera la idea de revivir a Jon, pero bueno, ya sucedió, y afortunadamente no tuvo que haber necrofilia de por medio.

¿Será el mismo Jon de antes, o volverá siendo menos él? Así como Lord Beric Dondarrion se describió a sí mismo cada vez que Thoros de Myr lo traía de vuelta a la vida. Aparentemente, cada vez que alguien es traído a la vida, pierde un poco de su humanidad. Sin embargo creo que este momento despertará en él poderes que no sabía que poseía.

Tan sólo espero que se vea más saludable que La Montaña, quien ahora protege a Cersei a sol y sombra y ya veremos si alguien se le vuelve a acercar siquiera con semejante guardaespaldas. Aunque El Gorrión Supremo le ha dejado en claro a Jaime que, prácticamente, él y sus seguidores los tienen rodeados, y el futuro de su reinado está en sus manos. ¿Agarrará valor Tommen e intentará rescatar a su esposa y vengar la humillación de su madre?

Pero retrocedamos desde el principio. Tras haber estado ausente durante toda la quinta temporada, un Bran, bastante crecidito, ha vuelto a la pantalla, trayéndonos un flashback de su padre y sus tíos, Benjen y Lyanna en la infancia. Tan sólo ver a la legendaria Lyanna con vida fue un regalo inesperado, sin embargo, lo más sorprendente de todo fue ver que ¡Hodor hablaba! Lo cual nos deja pensando qué trauma sufrió el pobre para quedar así. Esto no ha sido puesto al azar, y seguramente nos enteraremos en capítulos posteriores. ¿Llegaremos a saber la verdad sobre la madre de Jon Snow a través de los poderes de Bran? ¿Cuál será su papel en la guerra contra los Caminantes desde esa cueva profunda?

Por otro lado, Ramsay, El Bastardo Bolton, no deja de impresionarnos con su brutalidad, esta vez asegurando su herencia, al asesinar a su padre y alimentar a sus sabuesos con su madrastra y medio-hermano, recién nacido. Honestamente, espero que un día de éstos alguien le corte el cuello mientras duerme y libre a los Siete Reinos de su existencia. Pero por el momento sólo esperemos que Sansa no caiga en sus asquerosas manos otra vez.

Y hablando de Sansa, fuimos conmovidos al verla escuchar sobre Arya, aún con vida, en boca de Brienne, y abrando a Theon cuando éste le jura dar la vida por llevarla a salvo con Jon Snow. Sabemos que fue un estúpido al traicionar a los Stark, y que ha pagado por ello, pero si algo sabe hacer esta serie, es redimir personajes. Aunque me temo que él tenga que cumplir ese juramento tarde o temprano.

En la historia de Arya no hubo grandes cambios, salvo que al parecer viene una nueva etapa en su entrenamiento.

Sin embargo, para mí, el momento más increíble de este episodio ha sido el espeluznante encuentro de Tyrion con Rhaegal y Viserion. Desde que supe que nuestro querido enano estaba siendo enviado con Daenerys, a sabiendas de los problemas que ella ya estaba teniendo para controlar a sus escamosos hijos, y de que no hay nadie que hubiera leído más sobre dragones que Tyrion Lannister, sospechaba que el entrenamiento de estas majestuosas bestias caería en sus pequeñas manos. Y no estaba equivocada, sólo no imaginé que ese talento que él posee para salir de las situaciones más difíciles con un buen rollo, también le funcionara con dragones.

Pero, bueno, siendo él uno de mis personajes favoritos, me dio gusto que al fin le pasara algo bueno y se le cumpliera uno de sus más grandes sueños al verles y tocarles. Aunque terminara temblando de pies a cabeza, sabiendo cuán afortunado ha sido de haber salido de ahí sin convertirse en brocheta humana.

En fin, apuesto que para ustedes, tanto para mí, serán seis laaaaaaaargos días para ver el próximo episodio y ver cómo reaccionará La Guardia Negra ante el inesperado retorno de su Señor Comandante. También seguimos en suspenso sobre el destino de Daenerys a manos de los Dothraki y los planes de Las Serpientes de Arena, para vengarse de los Lannister.

Y a ustedes, ¿qué les ha parecido?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Using cookies
Este sitio utiliza cookies para brindarle la mejor experiencia. Si usted continua en el sitio esta usted aceptando nuestra politica de Cookies, This site uses cookies for you to have the best user experience. If you continue to browse you are consenting to the acceptance of the aforementioned cookies and acceptance of our cookie policy